Elvis Presley: el fuego abrasador del rock’n’roll

Cantante, actor y primer ídolo «teen»

MadridActualizado:

Los Beatles cambiaron el mundo, pero antes, él cambió a los Beatles. La cadena podría seguir hasta el infinito, pero lo que es indudable es que Elvis fue el primer ídolo «teen», un Rey del Rock ad eternum que se incrustó no sólo en los tímpanos de los adolescentes de los años 50, también en su retina. Elvis Presley nació en Tupelo, Misisipi, media hora después que su hermano, que fue alumbrado muerto. Cuando cumplió 6 años, una maestra le escuchó cantar «Old Shep» y le invitó a entrar en el coro y a participar en un concurso regional. No ganó, pero su primera incursión en el escenario le animó a aprender guitarra, y cuando la familia se trasladó a Memphis en 1948, su interés por la música se convirtió en una obsesión.

Portada de «Blanco y Negro» dedicada a Elvis Presley el 17 de agosto de 1997 con motivo del 20 aniversario de su muerte.
Portada de «Blanco y Negro» dedicada a Elvis Presley el 17 de agosto de 1997 con motivo del 20 aniversario de su muerte.

En 1952 ya era un adolescente con tupé de rocker, un joven carismático que además sabía cantar y tocar, siguiendo los pasos de estrellas del country como Hank Snow o Jimmie Rodgers, pero también del gospel y el blues como Sister Rosetta Tharpe Big Mama Thornton, en un abanico interracial de influencias que le dio alas para llegar a la cima del rock. En agosto de 1953 fue a los estudios Sun Records para grabar un disco para regalárselo a su madre. Allí, el director del sello Sam Philips creyó haber encontrado lo que llevaba años buscando: «Si encontrara a un blanco que tuviera un sonido negro y un sentimiento negro, podría hacer mil millones de dólares». Menos de un año después, Elvis regresaba a Sun Records para registrar «That’s All Right», versión de Arthur Cudrup con la que arrancó su reinado.

Sobre los escenarios, el chico de Tupelo era puro instinto animal. Sus movimientos de pelvis, aderezados con los golpes de batería que DJ Fontana había inventado en clubes de striptease, derretían a las chicas, hechizaban a los chicos y escandalizaban a sus padres. En 1956 hizo su primera aparición en la televisión y grabó su primer disco, y en 1958 ya era un héroe nacional. Ese mismo año se alistó para cumplir el servicio militar en Alemania (donde probó por primera vez las anfetaminas), pero cuando volvió en 1960, su mánager el «Coronel» Parker tenía nuevos planes para él, desmarcándolo de la primera línea del rock’n’roll para convertirlo en una estrella de cine.

En 1968, poco después de ser padre, decidió poner fin a una década agridulce en lo artístico para volver a centrarse en los escenarios. Pero sus adicciones terminaron destruyendo el mito poco a poco, hasta que el fuego abrasador del rock’n’roll se apagó, una tarde de agosto de 1977.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s